¿Qué es un diamante de laboratorio?

La pregunta más frecuente que escuchamos es “¿Un diamante de laboratorio es un diamante real?”. ¡La respuesta es SÍ!.

Lo único que hace un diamante de laboratorio distinto a un diamante natural es su origen. Un diamante de laboratorio es “fabricado” con tecnología de punta que imita las circunstancias bajo las cuales se forma un diamante natural. Dando como resultado un diamante 100% real, con las mismas características químicas, físicas y ópticas que aquellos diamantes que son creados en las profundidades de la tierra.

En algunas ocasiones los diamantes de laboratorio son erróneamente nombrados “sintéticos”, haciendo referencia a algo “falso”, cuando en realidad un diamante de laboratorio es completamente igual a uno creado por la naturaleza.

¿Cómo es creado un diamante de laboratorio?

Antes de entender cómo un diamante de laboratorio es creado, es importante entender cómo crea la naturaleza los diamantes. El proceso de creación de diamantes de laboratorio son extremadamente similares - solo que ocurre dentro de las instalaciones de un laboratorio.

Los Geólogos afirman que los diamantes fueron creados en las profundidades de la Tierra hace 3 mil millones de años. El proceso empieza con dióxido de carbono enterrado a más de 100 millas debajo de la superficie terrestre.

El dióxido de carbono es expuesto a temperaturas que superan los 2,200 grados Fahrenheit, además de soportar una presión extrema de más de 727,00 libras por pulgada cuadrada. Estos diamantes son expulsados a la superficie a través de actividad volcánica.

Los diamantes de laboratorio pueden ser creados actualmente por 2 diferentes métodos. HPHT (High Pressure - High Temperature) y CVD (Chemical Vapor Deposition).

Los diamantes creados por HPHT empiezan con una pequeña “semilla” de diamante que se coloca dentro de una barra de carbono carbono. Estos elementos son expuestos a temperaturas superiores a 1500 grados centígrados y presurizados a aproximadamente 1.5 millones de libras por pulgada cuadrada.

La barra de carbono puro se empieza a adherir y fusionar con el diamante semilla, dando como resultado un diamante auténtico con todas sus características.

Un diamante creado con CVD empieza igualmente con una semilla de diamante, la cual generalmente es un diamante HPHT. Esta semilla es colocada dentro de una cámara llena de gas rico en carbono, como el Metano, entre otros gases. Los gases son ionizados en plasma usando una tecnología similar a las microondas o lasers. La ionización rompe con la estructura molecular y el carbono puro se empieza a adherir a la semilla de diamante hasta cristalizarse lentamente.

¿Cómo son certificados los diamantes de laboratorio?

Los diamantes de laboratorio son clasificados usando exactamente el mismo proceso que se usa con los diamantes minados. Las 4 C’s.

Los diamantes son mandados a un laboratorio gemológico especializado en la clasificación de los diamantes. La mayoría de estos institutos utilizan las 4 C’s (Corte, Claridad, Color y Peso).

Los institutos gemológicos más populares son:

El proceso de certificación es prácticamente el mismo en todos los institutos. Cada diamante es evaluado individualmente por un gemólogo especializado del instituto. Todas las características del diamante son analizadas para poder determinar su grado de pureza final.

Este proceso le asigna a cada diamante una “calificación”. Sin embargo, es muy común obtener una “calificación” distinta si vuelves a mandar a certificar tu diamante. Incluso en el mismo instituto que realizó la certificación inicial; ya que las calidades de los diamantes podrían llegar a ser ligeramente diferentes entre un gemólogo a otro.

Por esta razón, puede existir mucha diferencia entre las opiniones de clientes, vendedores e incluso institutos gemológicos sobre la calidad de un diamante. Cada instituto gemológico tiene sus pros y sus contras. Casi como cualquier cosa en la vida.

En Matrimony Rings lo más importante es que te sientas cómodo con tu compra, nuestro equipo está para ayudarte y no debes tener miedo en hacer todas las preguntas que necesites para saber cuál es el mejor instituto certificador para tu diamante.

Beneficios de los diamantes de laboratorio.

Precio.

Un diamante de laboratorio es mucho más barato que un diamante minado. Esto puede representar entre un 30% y 60% más económico.

Los diamantes minados y diamantes de laboratorio tienen casi exactamente los mismos costos en cuanto a el corte, pulido e inspección. Sin embargo, con excepción de éstos últimos, todo lo demás es muy distinto.

Los diamantes minados tienen una larga cadena de suministro. Para tener un diamante en una vitrina de joyería, requiere mineros, distribuidores, corte, pulido, manufactura de joyería y vendedores.

En los diamantes de laboratorio la cadena es mucho menor evitando el proceso de minado. Un diamante de laboratorio pasa por muchas menos manos, haciéndolo de esta manera mucho más económico.

Éticos.

Hace algunos años, la industria de los diamantes funcionaba a través de métodos de extracción y comercialización muy poco éticos. Estos diamantes, en muchas ocasiones eran llamados “diamantes de conflicto” o “diamantes de sangre”, debido a la violencia y la explotación sobre la cual se trataba a los mineros y sus familias.

Gracias al Tratado de Kimberley, del año 2003, estas prácticas poco éticas fueron significativamente reducidas. De hecho se estima que el 99% de los diamantes naturales ahora son “libres de conflicto”.

Si evitar tener un diamante de conflicto es muy importante para ti, un diamante de laboratorio podría traerte paz mental asegurada, mientras que en un diamante natural, siempre va a existir la duda.

Amigables con el medio ambiente.

Como los diamantes minados son un recurso natural, la extracción de diamantes de la tierra tiene un importante impacto ambiental. Para ser sinceros, empresas mineras de diamantes están al tanto del impacto que provocan y están tratando de minimizar el impacto que provoca este en el ecosistema.

Sin embargo, los diamantes de laboratorio son infinitamente menos dañinos para el medio ambiente ya que se necesita considerablemente menos energía para crecer un diamante de laboratorio, además de no afectar la tierra. De hecho es de gran interés para los fabricantes de diamantes de laboratorio, minimizar la energía necesaria para su fabricación para poder reducir los gastos y disminuir su costo.

Diamantes de laboratorio vs. Minados.

Los diamantes de laboratorio continúan a través de los años a ganar popularidad. Si eres un comprador, seguro vas a estar haciéndote esta pregunta. Pero la única persona que puede resolver esta pregunta eres tú mismo.

Un diamante minado sin duda tiene un significado mucho mayor que uno de laboratorio ya que es un increíble milagro de la naturaleza. Sin embargo un diamante de laboratorio es posible que signifique para ti un “amor moderno” que se encuentra a favor del progreso, tecnología y cuidado por el medio ambiente.

Mientras que se puede en gran medida debatir sobre qué tipo de diamante es “mejor”, un diamante de laboratorio y uno minado no son competencia entre el uno y el otro. Los diamantes representan amor, y el amor es amor. El verdadero significado de un diamante no está en su origen o en cuánto te costó, ni tampoco en su calidad o tamaño.

El significado de un diamante está en el amor que representa.

SERVICIO AL CLIENTE

SERVICIO AL CLIENTE

Whatsapp: +52 55 1744 2695
Correo: ventas@matrimony.mx
Llamar ahora: 55 1744 2695

GUÍAS DE INFORMACIÓN

GUÍAS DE INFORMACIÓN

Matrimony Rings 2021.
Todos los derechos reservados.